C/Anacaona Esq. La Paz No. 1 Los Guaricanos, SDN
info@casadpadre.org

Reconstruida en sus manos: ❤

Reconstruida en sus manos: ❤

casa del padre

«Jeremías 18:4

«Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla».

Una breve historia:

Me hicieron tanto daño que me rompí, y fue lo mejor que me pudo pasar.

Tras romperme una vez por completo, sentir cómo cada parte de mi alma se desvanecía cada día en mi dolor, escuche una voz que me dijo en mi interior

 «Ven a mí” esa voz era papá, era Abba.

Pude sentirlo llamarme que fuera a sus brazos, pude ir y escuchar sus hermosas palabras que me daban la paz que necesitaba, recuerdo que llegué como un barro sin forma, estaba destruida, no se podía apreciar en mí a simple vista una obra terminada.

Cada día que pasaba sentía como mi corazón y mi ser se reconstruia en sus manos, como cada parte de mi corazón herido se sanaba, como cada herida viva iba cerrándose hasta crear cicatrices, cicatrices que con el tiempo Dios hizo que desaparecieran.

Pude disfrutar verlo reconstruirme en sus manos, hecha nueva según su imagen y parecer.

Quiero que sepas algo Tu que me lees:

No importa cuán lastimada o lastimado estés, Dios sana tus heridas:

«Así dice el SEÑOR, Dios de tu padre David: He escuchado tu oración y he visto tus lágrimas; he aquí, te sanare».

2 Reyes 20:5

Dios esta dispuesto a reconstruir cada parte de tu interior que este quebrantado.

Dios está ahí para reconstruir tu vida, tu corazón, tu familia.

No importa, de verdad no importa si quienes te hirieron son personas cercanas, Dios tiene un propósito con tu vida cosas nuevas vendrán a ti cuando decidas dejarte reconstruir en sus manos.

Hay dolores y heridas que son necesarias para que Dios pueda mostrar su poder en ti, confía, déjate llevar y ve a Él a través de su hijo Jesucristo.

«De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas».

2 Corintios 5:17

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *